Conoce las estadísticas de violencia contra las mujeres durante la pandemia en 2021

Conoce las estadísticas de violencia contra las mujeres durante la pandemia en 2021

11 septiembre, 2021 0 Por supersensacion

 

El aislamiento que hemos vivido desde marzo de 2020 a causa del Covid-19, no solo ha afectado fuertemente la economía del mundo. La realidad es que las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes que viven en espacios vulnerables, se han visto obligadas a pasar más tiempo junto a sus agresores. Esta situación ha desencadenado un aumento en las estadísticas de violencia contra la mujer en el Perú 2021.

 

ONU Mujeres revela que, en el último año, y antes de la pandemia, 243 millones de mujeres y niñas del mundo sufrieron violencia física o sexual por parte de la pareja o de miembros de su familia. La mayoría de estos casos se dieron en relación a la violencia doméstica, caso que no está muy alejado de la realidad que nuestras mujeres y niñas viven actualmente en el Perú.

 

Frente a la nueva normalidad que estamos viviendo en el 2021 y la violencia contra la mujer en pandemia, la Alta Comisionada Auxiliar para Protección de ACNUR, Gillian Triggs, explica que en estos momentos “algunas personas pueden terminar confinadas en sus hogares o lugares de acogida, atrapadas con sus agresores y sin la oportunidad de distanciarse o de poder pedir ayuda en persona a alguien”.

 

¿Cómo se ve la violencia de género en el mundo?

 

Desde hace mucho tiempo la violencia contra las estadísticas de violencia en el Perú en niñas y mujeres se ha establecido como un problema que urge resolver. Sobre todo, en países de Latinoamérica, donde las cifras son bastante altas y representan una violación a los derechos humanos. 

 

Este es el contexto mundial actual con respecto a la violencia contra la mujer en el Perú, según ONU Mujeres:

 

  • Antes de que iniciara la pandemia, una de cada tres mujeressufría de violencia física o sexual.
  • Una vez iniciada, se ha registrado unaumento considerable de llamadas a las líneas de atención de casos de violencia en el hogar.
  • Pese al distanciamiento social, el acoso sexualcontinúa en aumento en espacios públicos y en internet.
  • Las sobrevivientes no tienen acceso a información, desconocen servicios de ayuda y no cuentan con redes de apoyo.
  • En algunos países, los esfuerzos destinados para dar respuesta a los casos de violenciacontra la mujer han estado enfocados en dar apoyo a los enfermos de Covid-19.

 

Ante esta situación, Débora Cobar, Directora Regional de Plan International para América Latina y el Caribe afirmó que «las medidas de aislamiento han dado lugar a condiciones terribles en las que las niñas y mujeres que sufren violencia y abusos, no tienen a quién recurrir ni a dónde ir. Están atrapadas. Se está produciendo una catástrofe en América Latina».

 

Bajo este contexto, Cobar asegura que las mujeres jóvenes, las adolescentes y las niñas se ven obligadas a pasar más tiempo con sus abusadores. “Los gobiernos deben darle prioridad a los esfuerzos para protegerlas de la violencia, la agresión sexual o los embarazos no deseados”, agregó.

 

Violencia contra las mujeres peruanas en la pandemia: estudio y análisis

Desde el 17 de marzo hasta el 31 de agosto de 2020 se atendieron en el país alrededor de 14.583 casos de violencia contra la mujer, según registros de los Equipos Itinerantes de Urgencia (EIU). Estos grupos fueron formados desde el Ministerio de la Mujer, para atender a las víctimas de violencia durante el aislamiento social obligatorio.

 

Si bien es cierto que se ha hecho lo posible por darle respuesta a estos casos, los EIU han tenido una cobertura limitada. En julio pudieron atender solo 5608 situaciones, mientras que los Centros de Emergencia Mujer (CEM) atendieron 17.181 solo en el mes de febrero.

 

“Al quedar suspendida la atención presencial en los CEM en el ámbito nacional, se brindó el servicio mediante los EIU, no realizándose el servicio presencial las 24 horas del día, en razón al aislamiento social obligatorio, y restricciones dadas por el Ejecutivo que limitaban el traslado de profesionales”, explicó el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

 

El MIMP también asegura que los casos más concurrentes durante la pandemia fueron los de violencia física, ya que debido al confinamiento la convivencia generó alto estrés entre las parejas. Antes de la cuarentena la tendencia era distinta: los casos de violencia psicológica eran los más frecuentes.

 

Ahora bien, en el 2020, los EIU atendieron 18.439 casos, de los cuales 51 han sido por violencia económica, 2.693 por violencia sexual, 7.277 por violencia psicológica y 8.418 por violencia física. Si tenemos en cuenta que su alcance ha sido limitado, las cifras de mujeres y niñas que sufren de violencia en sus hogares son sumamente preocupante.

 

En cuanto a las regiones donde más se perpetuó este tipo de violencia durante la pandemia, se destacaron Cusco y Junín con 2494 y 2067 casos, respectivamente. Seguidos por Lima Metropolitana (1.522), Huánuco (1.337) y Ancash (1.199). 

 

¿Cómo podemos contribuir al cambio?

Para vencer la violencia contra las mujeres durante la pandemia y generar espacios seguros para todas las peruanas, es importante crear políticas para la prevención y atención de la violencia, el acceso a la justicia y el fortalecimiento institucional.

 

Bajo este escenario, Plan International trabaja en el desarrollo de un objetivo programático encaminado hacia la Prevención Contra Todo Tipo de Violencia con énfasis en la violencia de género y la protección de niñas, adolescentes y jóvenes. Aquí sobresalen proyectos como Ciudades Seguras Para Niñas, que tiene como objetivo construir entornos seguros, responsables e inclusivos para las niñas. Esto se logra por medio de la promoción de acciones a favor de la igualdad y contra la violencia de género, así como la formación de niñas líderes con un proyecto de vida.